lunes, 18 de marzo de 2013

Ausencias


Resbala por mi cara una lágrima, que lenta baja hasta mis labios, buscando un beso que la reconforte. La lengua  le sale al paso, recibiéndola en su punta como una suave almohada donde acomodarla, la transporta al interior de la boca dándole su calor y dejando que se duerma. Una nueva lágrima baja desde los ojos a buscarla, mas no la encuentra. Sigue resbalando hacia la barbilla y justo donde ésta termina, descubre  un abismo inmenso. Se descuelga, dejándose llevar por su peso y cae en el pecho descubierto de  la mujer que llora. Resbala suavemente por su pezón mientras siente la calidez de la piel que la acoge, decide no buscar mas y queda seducido por su frangancia.
Una nueva lágrima cae de esos ojos tristes. Ha decidido buscar al resto. Se asoma temblorosa al lagrimal, se resbala por la mejilla, pasa por la boca sin ver nada, continua hacia la barbilla donde le espera el vacío. Ha sido un viaje veloz, como impulsado por el viento, un viento suave, brisa de verano tal vez.  La brisa que trae el ausente al pensamiento. Antes de poder caer hacia el pecho, una mano se  ha posado en la cara, ha tocado con sus dedos la barbilla y recogido esa última lágrima. Se la lleva a sus labios y vuelve a por la que dormida se quedó en el pecho. La recoge con su lengua, subiendo hasta la boca de ella, donde las deposita con un beso. 
Asunn Vico
Copyright Asunn Vico© (La griega de AndaluCái). All rights reserved.
Todos los derechos reservados.This artwork can't be used without written consent from this author.


Ley 34/2002, de 11 de Julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico.